15.000 periodistas europeos echados a la calle

Acercándonos al 3 de mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa, la secretaria general de la Federación Internacional de Periodistas, Beth Costa, da la voz de alarma. ‘La amenaza más grande para la libertad de prensa en Europa es la crisis económica.’ En los últimos años, al menos 14.790 periodistas europeos perdieron su trabajo. ‘¿Cómo se puede seguir hablando de libertad de prensa en un país sin periodistas?’

  • Dieter Telemans Beth Costa. Dieter Telemans

Desde su oficina situada en el segundo piso del “Résidence Palace” en Bruselas se obtiene una vista directa al edificio del Consejo Europeo. Lo que el periodismo debe hacer es precisamente vigilar el centro del poder. Tras su carrera como redactora de noticias internacionales para TV Globo, la mayor compañía mediática de Brasil, , Beth Costa desempeña desde hace ya dos años el cargo de secretaria general de la Federación Internacional de Periodistas (FIP) situada en Bruselas. Costa representa a periodistas de más de 130 países y es portavoz del oficio a nivel mundial. .

En las paredes de su oficina cuelga un mapa del mundo, fotografías del famoso fotógrafo brasileño de Magnum Sebastião Salgado, y el lema de la FIP enmarcado: “La libertad de prensa no puede existir si los periodistas tienen que trabajar en condiciones de corrupción, pobreza o miedo”. Al lado de su ordenador tiene un pequeño búho de madera, regalo de un amigo paraguayo. Costa: “Es el símbolo de la sabiduría. Además, el búho siempre está alerta. Mira a su alrededor, no solamente en una dirección, sino con una mirada abierta.”

¿El Día Mundial de la Libertad de Prensa es para usted un motivo de celebración?

Beth Costa: Al contrario, es un día triste. El periodismo es y sigue siendo un oficio peligroso. Los periodistas son asesinados, amenazados y encerrados a nivel mundial. El mismo día asistiré a un congreso en Costa Rica organizado por la Unesco sobre la seguridad de los periodistas . Queremos subrayar la necesidad de concienciar a los periodistas de la importancia de su seguridad. Para las compañías mediáticas es una cuestión de inversión: contratar un seguro, comprar teleobjetivos para poder grabar situaciones peligrosas desde una cierta distancia, escoltar de manera estricta a periodistas en misiones en el extranjero. . Los periodistas deben permanecer en todo momento en contacto con alguien. Sien un par de horas no dan señales, , alguien debe estar al tanto.

La Unesco pide atención para los periodistas encarcelados. ¿Se trata de un problema muy grave?

Beth Costa: Cada día encarcelan a periodistas. En los próximos meses esto sólo irá a más, ya que van a tener lugar las próximas elecciones en Irán. O bien en Turquía, donde 46 periodistas están encarcelados en la actualidad. Algunos ya desde hace más de dos años sin declaración de culpabilidad. Ni siquiera saben por qué fueron arrestados. En Eritrea los periodistas encarcelados no pueden ni siquiera recibir visitas de su familia.

¿En qué les puede ayudar la Federación Internacional de Periodistas?

Beth Costa: Nos aseguramos de que no sean olvidados mientras negociamos con los gobiernos. También les escribimos. Hace poco, logramos liberar de esta manera a un periodista que estaba en prisión en Kurdistan. También luchamos contra la impunidad. Es fácil y barato hacer que asesinen a un periodista. A menudo se conocen los nombres de los asesinos, pero no les hacen nada. Junto a las Naciones Unidas, planteamos estos problemas.

¿Cómo?

Beth Costa: La estrategia más efectiva es la de naming and shaming. Si la Asamblea General de la ONU se enfocase hacia la seguridad de los periodistas y el secretario general de la ONU nombrase los países donde los periodistas no pueden trabajar en condiciones de seguridad , entonces se podría causar un gran impacto.

Según la ONG Presse EmblèmeCampagne, asesinaron a 28 periodistas en todo el mundo en los primeros tres meses de 2013. ¿La situación empeora?

Beth Costa: Si, la cantidad aumenta y sigue aumentando. En el 2012 mataron a 121 periodistas, entre ellos seis mujeres. Siria sobresale, con 34 periodistas muertos. Pero lo más llamativo es que la mayoría no fueron asesinados en situaciones de guerra, y esto es alarmante.

En Somalia (18), México (10) y Pakistán (10), estos fueron asesinados porque descubrieron situaciones de corrupción o trataron temas relacionados con la política o la mafia. En México se vincula sobre todo con el crimen organizado, pero también con los gobiernos locales y la policía en el norte del país. Un periodista mexicano me dijo que ahora intimidan más a los periodistas por lo que no escriben que por lo que sí publican. No todo el mundo está dispuesto a escribir lo que los gobiernos o las empresas les ordenan.

En Brasil, su propio país, mataron a seis periodistas el año pasado.

Beth Costa: Todos fueron periodistas de investigación, la mayoría trabajaba para los medios de comunicación locales. Estuvieron trabajando en la región fronteriza Brasil-Paraguay-Uruguay, donde operan muchos contrabandistas. En países como México, Brasil y Colombia amenazan primero a los periodistas por teléfono o por correo electrónico. Ellos saben que se encuentran en peligro.

Para ayudar a los periodistas en peligro, usted dispone de un fondo de seguridad. ¿Cuándo utiliza ese dinero exactamente?

Beth Costa: En situaciones de emergencia. El año pasado financiamos a periodistas de 17 países. Por ejemplo, le pagamos el billete de avión a un periodista Colombiano que tuvo que huir a Suecia. Más tarde, la asociación sueca de periodistas lo alojó en un lugar seguro. En Irán hemos ayudado durante medio año a las familias de los periodistas encarcelados con quinientos euros al mes.

¿Cuánto dinero tiene a su disposición?

Beth Costa: Actualmente el fondo de seguridad dispone de 500.000 euros, procedentes de asociaciones de periodistas o donaciones. Yo puedo decidir en los casos de hasta 2.000 euros. Cuando se trata de cantidades mayores , la FIP toma una decisión por medio de una asamblea. Cuando los periodistas son lesionados y necesitan ayuda médica, pueden dirigirse a nosotros. También damos consejo jurídico. Pagamos a los abogados para defender a los periodistas.

¿Ya les ha pedido ayuda el fundador de Wikileaks, Julian Assange?

Beth Costa: No. Nunca nos contactó.

¿Le ayudaría?

Beth Costa: No lo sé. No estoy de acuerdo con la manera en que lo tratan, pero tampoco me gusta cómo se comporta a veces: – como si estuviera encima de todas las leyes.

¿Qué opina de Wikileaks?

Beth Costa: Existe un desacuerdo en la FIP sobre este tema. Algunas de nuestras organizaciones – asociaciones nacionales de periodistas- apoyan a Wikileaks, otras no. No tenemos una opinión oficial sobre ello.

‘Los periodistas deben estar al servicio de la comunidad y luchar por la democracia, los derechos humanos y la justicia. Si no, ¿dónde saldremos parados?
¿Y su opinión personal?

Beth Costa: Creo que “Los periodistas deben estar al servicio de la comunidad y luchar por la democracia, los derechos humanos y la justicia”. ¿Por qué somos diferentes? Wikileaks no es una empresa de periodismo. Pueden ser una fuente para los periodistas para sacar documentos afuera. Por otro lado entiendo que los gobiernos y las empresas no lancen sus documentos sin más, pero al mismo tiempo, pienso que a veces es bueno que estos documentos sean divulgados.

¿Qué periódicos lee una secretaria general del Federación Internacional de Periodistas?

Beth Costa: Le Monde Diplomatique, The Financial Times, The Guardian y The New Yorker. Pero también muchos blogs brasileños, escritos por periodistas. Uno de ellos tuvo que cerrar su blog hace poco porque TV Globo, mi anterior empleador, le había perseguido por difamación.

¿Consideras a los bloggers como periodistas?

Beth Costa: Hasta ahora no. Con la excepción de periodistas profesionales, fieles y establecidos que fueron despedidos por su empresa mediática y empezaron a continuación su blog particular. A ellos sí que les considero periodistas.

Si alguien se encuentra en problemas y contacta con la FIP, ¿cómo define usted si esa persona es un periodista o no?

Beth Costa: Nos basamos en el reconocimiento de las asociaciones nacionales de periodistas. Cómo se define, depende del país.

En Bélgica, sólo puedes ser periodista profesional si cumples con los requisitos descritos en la ley del 30 de diciembre del 1963. Un ejemplo es que los periodistas belgas no pueden llevar un negocio.

Beth Costa: La FIP se opone a las leyes que limitan el acceso al oficio. Defendemos el principio de la autorregulación que dice que las asociaciones de periodistas deciden por sí mismas. Actualmente la FIP lleva a cabo una investigación sobre el acceso al oficio de periodista. En algunos países necesitas un diploma de una escuela de periodismo. En los países africanos no hay condición alguna. Si alguien te contrata y puedes escribir, entonces eres periodista. No estoy de acuerdo con la idea de que cualquiera se pueda hacer llamar periodista. Los periodistas son profesionales, como los ingenieros o los médicos.

Completa la frase: un buen periodista…

Beth Costa: …tiene los pies en la tierra, pero se atreve también a soñar con el futuro y quiere trabajar en una sociedad más justa. Los periodistas deben estar al servicio de la comunidad y luchar por la democracia, los derechos humanos y la justicia.

Es mucho más que meras noticias. ¿Entiendo bien que la secretaria general de la FIP esté a favor de un periodismo comprometido?

Beth Costa: Sino, ¿para qué estamos aquí? ¿Por qué decidimos ser periodistas? ¿Sólo por razones personales? Es algo que transciende lo personal. No considero a los periodistas como luchadores o héroes, no se trata de periodismo militante. Pero día tras día estamos manejando la realidad que nos rodea, y tenemos que cuidar esa realidad. Un teólogo brasileño, que como sacerdote fue callado por el vaticano, dice que no solamente tienes que preocuparte por ti mismo, por tu casa y tu familia, sino también por la calle, tu ciudad, y la dirección a la que se encamina el mundo.

¿Un periodista no debe ser neutral?

Beth Costa: En mi pared cuelgaun mapa del mundo a color. Si te pregunto que describas lo que ves, puede que sólo me nombres los países de color verde y amarillo. Y yo nombro los de color rojo. Estamos mirando la misma imagen, pero no lo vemos de la misma manera, ya que todos tenemos nuestra propia visión, nuestra cultura, nuestros valores. Podemos escribir entonces de manera muy distinta sobre el mismo tema. Conclusión: la neutralidad no existe. Lo que podemos hacer es informar al público lo mejor posible, ofrecerle toda la información disponible y observar un caso desde todos los enfoques posibles. Además, los periodistas deben ser transparentes. Cuando escribimos algo, tenemos que firmarlo con nuestro nombre y ser responsables del texto que escribimos. Además, nos tenemos que asegurar de que disponemos de pruebas sobre lo que escribimos y tener los documentos demostrativos al alcance.

¿Cuáles son las mayores amenazas para la libertad de prensa en 2013?

Beth Costa: Eso depende de la región. En Europa, la crisis financiera constituye un gran reto para los periodistas. En España, perdieron su empleo 4.000 periodistas y no fueron reemplazados. Por toda Europa despidieron por lo menos a 14.790 periodistas en los últimos años. ¿Cómo puedes hablar sobre la libertad de prensa en un país sin periodistas? ¿Quién nos brinda las noticias?

En Latino América la concentración de medios es una gran amenaza para la libertad de prensa. África tiene a los gobiernos entrometidos. Allí, los medios de comunicación se encuentran a menudo en manos del gobierno o dependen de sus presupuestos publicitarios . En Asia, por último, tiene lugar una mezcla de los problemas mencionados.

¿La Guerra contra el Terrorismo tuvo un impacto sobre la libertad de prensa a nivel mundial?

Beth Costa: Sí, y lo sigue teniendo. Todavía no se habla ni se escribe sobre algunos temas. Me pregunto si es por la falta de interés o porque no nos lo permiten. ¿Cómo mataron exactamente a Osama Bin Laden? ¿Y a Gadafi? No se trata únicamente de falta de acceso a la información, sino que también tiene lugar la censura.

¿Hasta en la Unión Europea?

Beth Costa: En Europa existe la autocensura más que nunca. Cuando nos reunimos con las asociaciones de periodistas de países europeos, hablamos a menudo sobre ello.Una vez más: por la crisis los periodistas temen perder su trabajo.

Nuestra revista MO* fue condenada por una caricatura en portada de George Forrest con un gorro de leopardo. El artículo correspondiente a la imagen no fue rechazado. ¿Qué piensa usted de semejante juicio ?

Beth Costa: Me parece increíble que el juez apruebe el artículo pero no el dibujo . Los caricaturistas están siendo atacados mundialmente. Obviamente, las imágenes son muy poderosas. Comprendo que no debe ser muy agradable para quien sea el objeto de la caricatura. Pero forma parte del trabajo del periodista, a menos que estemos mintiendo.

Ik ben proMO*

Nu je hier toch bent

Om de journalistiek van MO* toekomst te geven, is de steun van elke lezer meer dan ooit nodig. Vind je dat in deze tijden van populisme en nepnieuws een medium als MO* absoluut nodig is om de waarheid boven te spitten? Word proMO*.

Wil je bijdragen tot de mondiale (onderzoeks)journalistiek in het Nederlandstalig taalgebied? Dat kan, als proMO*.

Wil je er mee voor zorgen dat de journalistiek van MO* mogelijk blijft en, ondanks de besparingspolitiek, verder uitgebouwd wordt? Dat doe je, als proMO*.

Je bent proMO* voor € 4/maand of € 50/jaar.

Word proMO* of Doe een gift