Afganistán, un país sumido en las drogas

Según un reciente informe elaborado por la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito Organizado (UNODC), más de un millón de afganos son drogadictos en la actualidad. Afganistán se ha caracterizado por se el mayor productor de opio y de heroína del mundo, pero en la actualidad esto se ha vuelto en contra y son los propios habitantes del país los que están aumentando el consumo de la droga.

Causas para el aumento del consumo


Las causas de este desastre entre la población no son muy difíciles de esclarecer. El director ejecutivo de la UNODC ha dicho que tras “tres décadas de trauma relacionado con la guerra, el acceso ilimitado a narcóticos baratos y la reducida capacidad de tratamiento han creado un problema creciente y extraordinario de adicción a la droga”. La constante violencia que existe en el país tras el atentado en 2001 contra Estados Unidos está provocando efectos muy negativos en la sociedad afgana.
Durante los últimos años el opio ha sido utilizado en tratamientos contra el dolor, llegando las propias personas a automedicarse debido a la facilidad que hay para encontrarlo en cualquier establecimiento, teniendo esto una gran negatividad para el mercado que lo explota. Las consecuencias de consumir el opio es el transtorno de la conducta social y problemas de salud, también puede originar actitudes que pueden llevar a delinquir y provocar una disminución de la producción a la hora de trabajar.
A su vez, de los propios problemas que tienen los consumidores de opio, esto puede afectar en la gente que los rodea, provocando problemas de salud o el aumento de accidentes laborales. Despúes de que comenzara el estudio, el viceministro afgano de la Lucha contra el Narcotráfico Ibrahim Azghar dijo que se encontraban ante una tragedia y que no sabía que repercusiones puede tener esto en el futuro del país.

Problemas para las nuevas generaciones


Otros datos que revelan el mal momento que se vive en Afghanistan es el que cuenta que el 50% de los padres que se drogan asiduamente les dan opio a sus propios hijo. Suponiendo ésto que las próximas generaciones queden encasilladas en la drogodependencia.
Una de las formas para poder salir de este aprieto es aumentar los tratamientos hacia este tipo de personas pero lo que ocurre esque debido a la situación del país más de 700.000 afganos no tienen acceso a estos tratamientos que proporciona la Oficina de la ONU contra las Drogas y el Delito. En la actualidad se tratan unos 10.000 adictos al año.

El opio puede amenazar la paz mundial


La gran cantidad de cultivos y tráfico de drogas existente en Afganistán, el 90% de la producción de heroína se encuentra en este país, ha llegado a traspasar barreras. En algunas ocasiones ha servido para financiar atentados como ocurrió en el metro de Moscú u otros atentados en Asia Central. La por ahora negación, tanto de Estados Unidos, Gran Bretana y la OTAN para elaborar un plan contra el crecimiento de cultivos de drogas en el país, puede llevar a graves conflictos con Rusia.
Rusia exige una cooperación internacional para frenar esto, y aporta datos significativos, diciendo que esto está afectando mucho a la sociedad rusa, porque durante el año pasado 30.000 adictos rusos entre 18 y 24 anos murieron por consumo de drogas, calificando a las mismas como armas de destrucción masiva.
Tras la reunión del Consejo de la OTAN realizada en Bruselas el pasado marzo, Ivanov, el director de la agencia federal antidrogas de Rusia pidió colaboración a todos los países para frenar la producción de droga en Afganistán. Pero lo que ocurrió fue que todos los países occidentales se negaron a participar, por lo que el director emitió un comunicado alegando que Estados Unidos colaboraba con los capos de la droga en el país y por eso no querían participar en la operación.
Desde que comenzara la guerra la producción del opio ha aumentado en más de 40 veces. El área de Helmand, controlada por los británicos es la más grande, produciendo el 60% del opio. Por ello los británicos son los que más se oponen a combatir esto. El oficial británico Richar Conelly dijo, “nadie sabe mejor que lo que saben los políticos afganos, la historia de su gente y su tipo de vida. Por lo tanto lo mejor es que ellos decidan por sí mismos, que hacer con las plantaciones. Sin participación de las fuerzas internacionales”
Los hechos demuestran claramente que la producción de drogas ha aumentado de forma brutal desde que comenzara la guerra. Ambas cosas han provocado que el 68% de los afganos no conzcan la paz y que la expectativa de vida sea solamente de 44 anos, poniendo en duda si la guerra tiene algún sentido, ya que el país se está desquebrajando desde entonces. Todo esto puede llevar a una crisis entre las potencias mundiales si dichos conflictos no se resuelven prontamente.

Zonder jouw steun bestaat MO* niet.

Steun ons en word proMO* voor maar €4/maand of doe een vrije gift. 3190   proMO*’s steunen ons vandaag al. 

Word proMO* of Doe een gift