El pueblo de Oaxaca pide justicia y dignidad

El domingo 4 de julio Oaxaca votó por un cambio de mando, tras 80 años gobierno de PRI. Los ultimos años han sido numerosos los conflictos con las comunidades locales, que piden autonomía y prefieren gobernarse según sus usos y costumbres.

El incidente más reciente fue la agresión a una caravana humanitaria que se dirigía a la comunidad autónoma de San Juan de Copala, de la región Triqui, el 27 de abril. La caravana de 4 vehículos y 27 personas se topó con una emboscada a la entrada de la comuna. En el tiroteo que seguía, dos personas perdieron la vida: Betty Cariño, una Mexicana defensora de derechos humanos, y Jyri Jaakkola, de Finlandia. Omar Esparza, defensor de los derechos humanos y marido de Betty Cariño, pasó por Bruselas para pedir a la Unión Europea que presione al gobierno de Mexico para investigar el crimen y castigar a los causantes de este acto.
Esparza pidió a los parlamentariso europeos protección para una segunda caravana a San Juan de Copala, una investigación seria del asesinato de su mujer y de Jyri, una misión de observación internacional en Oaxaca y por último, una solución negociada del conflicto, donde las comunidades indígenas piden la autonomía, como está estipulado por la ley mexicana e internacional.

¿Sabían ustedes que corrían peligroso?
Conocíamos el riesgo, pero pensamos que en un proceso electoral no iban a actuar de esta manera. Ya 7 meses la comunidad llevaba sitiada. Cuando las mujeres pasan para salir – es la única salida por este camino- son amenazadas, violadas, secuestradas. El estado no hace nada porque dice que es un conflicto entre pobres. La caravana llevaba medicina, alimentos, y un mensaje de solidaridad. En la caravana había gente del gobierno de Oaxaca, que acompañaban. Pero otra vez queda claro que no les importó y recibieron a la caravana a balazos en una emboscada, solamente de las balas fueron más de  300 impactos.
¿Quiénes hicieron esto?
Es un grupo creado y financiado por  el gobierno en 1994, llamado Unidad de Bienestar Social para la región Triqui para atacar o golpear a las comunidades.
Es un ataque dirigido por el estado. Para mucha gente aún no le queda claro, pero a 800 metros o a medio kilómetro de donde estaban siendo emboscados los compañeros había patrullas de la policia estatal cuidando y vigilando la entrada y no intervinieron!

¿Cómo es la relación entre la comunidad y el gobierno de Oaxaca?
Es muy tensa. Muchas comunidades aquí se mantienen en la marginación, es una historia vieja de grupos vinculados a las cúpulas del poder, a la mafia y al crimen organizado que han mantenido controlada la ciudad, pero el pueblo resiste. El 20 de enero de 2007, los moradores de San Juan decidieron optar por la autonomía, como respuesta a sus conflictos históricos. Son conflictos políticos, de despojos del territorio por caciques locales. Cuando la gente sale para vender su café o productos del campo, son vejados, golpeados, robadas sus mercancías. Es un racismo y un desprecio muy fuerte.  Dicen que los indígenas son estúpidos, bárbaros, apestosos, que no saben dialogar. Siempre han tenido esta visión y esto resultó en una discriminación total hacia los pobres. La respuesta de los pueblos era crear procesos de organización política como han sido los zapatistas, las policías comunitarias en Guerrero u otros proyectos alternativos para los indígenas. Son maneras de organización propias de las comunidades.
¿Qué pretenden ustedes con el movimiento de solidaridad?
Nuestro trabajo va en función de la recomposición del tejido social de las comunidades. Las comunidades  tienen que exigir su derecho, organizarse y hacer entender que no podemos seguir siendo humillados. Por simple y sencilla razón que somos los dueños originales de las tierras y seguimos luchado por ello, por esos derechos de los pueblos indígenas.
¿La autonomía es una alternativa con perspectiva?
No podemos seguir ante un Estado que no garantiza una respuesta hacia nuestras comunidades; que no le da respuesta a las demandas, donde los recursos nunca llegan.
El conflicto reciente en Oaxaca explotó en 2006 pero las raices son mucho más añejos. Oaxaca se compone por 571 municipios y su composición es mayoritariamente indígena.
En estos municipios, hay mucha participación de los pueblos que deciden por usos y costumbres que están muy arraigados en las comunidades. Todos estos pueblos se han encontrado con discriminación de los gobiernos de turno, con el desconocimiento de su cultura. Éstos han actuado prepotentemente, de forma racista, muchos de ellos ni siquiera los conocen, ni siquiera saben donde están situados los municipios. Ni siquiera se dan cuenta de la lejanía; para algunos tienes que ir caminando tardando 2 días, no tienen accesos. Entonces hay una desigualdad social impresionante en Oaxaca, un aislamiento por parte de una sociedad supuestamente desarollada. Por esto se da esta reivindicación política muy importante que es el tema de los derechos de los pueblos. O sea  es un pueblo que tiene en su vida natural una lucha por no querer ser dominado, por no querer ser  excluido, por  querer ser tomado en cuenta. No hay servicios básicos, medicamentos, no hay salud, alimentos.
No tiene sentido que haya un estado que no vea por sus ciudadanos. Si este estado solo sirve para controlarnos y obligarnos a votar por quienes ellos quieren, pués no queremos.
Es una cultura de luchas permanentes de resistencias de gente que esta cansada de este sistema que sale a las calles todos los días.
No tiene sentido que haya un estado que no vea por sus ciudadanos. Si este estado solo sirve para controlarnos y obligarnos a votar por quienes ellos quieren, pués no queremos.  Por esto la ruptura en 2007.
 ¿Y San Juan tampoco es el único pueblo que va por la autonomía?
Hay muchos procesos autonómicos diversos, pero que al final son luchas de resistencia que se dan en muchas partes en América Latina. La zona precisamente de este conflicto se enmarca en toda esta problemática de racismo, discriminaciones, de no hacer llegar los recursos a las comunidades ,de comprar grupos paramilitares para que aquellos que defienden sus derechos sean violentados, callados a través de la violencia, intimidación, del control social

¿Hay una relación con el plan Pueblo Panamá, con que piensan desarrollar la región?
Todos los estados del sur, Oaxaca particularmente pero también toda Mesoamérica, han sido producto de las imposiciones de megaproyectos, meganegocios, redes comerciales de abastecimiento de alimentos, como los mcdonalds. Hay  proyectos en Oaxaca, donde hay 120 000 hectáreas concesionadas solamente para proyectos mineros, concesionados por el estado, por el gobierno federal, por las instancias que tendrian que defender a los pueblos, de reforma agraria. Pero en muchas de estas ocasiones las comunidades  no saben que sus tierras estan concesionadas.
Lo mismo ocurre con los proyectos eólicos. Muchas empresas europeas y españolas acuden a estas tierras a invertir. Los gobiernos mexicanos modifican la constitución para que ellos puedan instalarse aquí. Necesitan cambiarla porque socialmente no se podia invertir en las tierras.
¿Porque eran tierras comunales?
En México existen distintos tipos de tierras. La tierra “comunal” es la histórica y pertenece a toda la comunidad. Hay también el “ejido”, que es una tierra social que se da después de la Revolución Mexicana de 1917, con el movimiento de Emiliano Zapata. Son tierras de todos que no pueden ser vendidas. Siempre ha sido una lucha para aplicar estos derechos. A partir de los años 40 hubo también una contrareforma para reapropiarse de la tierra.
Actualmente el pueblo busca justicia, tiene ganas de salir adelante. En Oaxaca es un tema muy sensible. No podemos aceptar que 500 diputados que no representan al pueblo modifiquen los derechos de las comunidades. Los diputados que a la primera ocasión venden al pueblo, traicionándolo, despojándonos de nuestros derechos, incluso quitándonos nuestras tierras, que son la herencia de nuestros hijos! La tierra no es un producto de mercancía.
¿Habrá muchos intereses por detrás?
En México todo se ha privatizado. El gobierno está vendiendo todo, busca inversiones para el petróleo, las minas, las telecomunicaciones, el agua y la energía eléctrica. Buscan contactos con las empresas europeas para esto. Y no van a cambiar su agenda aunque despojen a 25 mil familias en Copala. Estas familias estan luchando por no ser corridas de sus tierras debido a que el gobierno quiere instalar una hidroeléctrica.
¿Que vino a pedir usted a la Unión Europea?
Pedí justicia, tanto para mí como para mi familia y toda la gente en Oaxaca. También queremos que se investigue el caso. Pedimos que el gobierno actúe, y lo que estamos haciendo aquí es empujar para lograr la solidaridad internacional. Solo deteniéndolos a todos, se logrará conocer quiénes verdaderamente son los que están detrás de esta agresión. Ellos dirán quién vende las armas, quién los mantiene. Saldrá toda una red de colaboraciones corruptas de tráfico. Con la ayuda internacional quizás logremos que los responsables sean detenidos. Si la comunidad internacional no reaccione, pueden repetirse casos como el golpe de estado de Honduras. Aparecerá de nuevo esas oligrarquías que se posicionan en contra del pueblo.

¿Interfiere esta situación con el Plan Mérida?
El Plan Mérida y  el narcotráfico son una invención del estado. El propio estado compró las mafias y controla todo, es un narcoestado. En México, históricamente, el estado ha sido parte de las mafias, de los cárteles de las drogas. Solo durante el gobierno de Calderón hubo 23 000 muertos.  Es una guerra que no tiene fin. Una guerra perdida porque son las instituciones las que están podridas y que no van a cambiar la justicia. Tenemos una sociedad que cada vez está en mayor descomposición porque los jóvenes no tienen opciones de trabajo. No les importa vivir menos tiempo, pero prefieren más lujo.  Ellos buscan materializar sus sueños y renuncian a una vida como de sus antepasados, llena de pobreza y miserias y excluidos de la sociedad.  La juventud está profundam
Ik ben proMO*

Nu je hier toch bent

Om de journalistiek van MO* toekomst te geven, is de steun van elke lezer meer dan ooit nodig. Vind je dat in deze tijden van populisme en nepnieuws een medium als MO* absoluut nodig is om de waarheid boven te spitten? Word proMO*.

Wil je bijdragen tot de mondiale (onderzoeks)journalistiek in het Nederlandstalig taalgebied? Dat kan, als proMO*.

Wil je er mee voor zorgen dat de journalistiek van MO* mogelijk blijft en, ondanks de besparingspolitiek, verder uitgebouwd wordt? Dat doe je, als proMO*.

Je bent proMO* voor € 4/maand of € 50/jaar.

Word proMO* of Doe een gift