El uranio fastidia Africa

Electrabel y otros suministradores de energía utilizan uranio para generar energía nuclear. Ese costoso mineral lo extrae el grupo francés Areva en Niger, el cuarto país más pobre del mundo. Según los críticos, la extracción del uranio perjudica la población local y, en particular, los tuareg o los llamados “hombres azules”.
Electrabel y otros suministradores de energía utilizan uranio para generar energía nuclear. Ese costoso mineral lo extrae el grupo francés Areva en Niger, el cuarto país más pobre del mundo. Según los críticos, la extracción del uranio perjudica la población local y, en particular, los tuareg o los llamados “hombres azules”.
El grupo Areva, mundialmente el número uno de la energía nuclear, ya por varias décadas tiene dos grandes minas de uranio en el norte de Niger. Hasta hace poco tenía un monopolio en el país pero, teniendo como objetivo divisas extranjeras, en el 2007 el estado nigerino vendió licencias de explotación e investigación a empresas de Europa, los Estados Unidos, Australia, China y la India. Pese a discusiones intensas con el estado, el grupo Avera recibió licencias de explotación. ‘La empresa construirá el complejo minero más grande del país en Imuraren’, dice la activista Anne Rousel del colectivo ‘Areva ne fera pas la loi au Niger’ (Areva no impondrá la ley a Niger). ‘Por este fin proclamaron terreno prohibido a pastos y pozos, sin ninguna forma de negociación. Muchos tuareg estarán obligados a mudarse o van a ser llevados a la miseria.’
En el año 2003 el laboratorio de investigación independiente Criirad constató cómo las actividades mineras de los franceses contagiaban el agua potable en el norte de Niger. También según Criirad el viento llevaba gazes radiactivos y vapores de los terrils de mina, lo que los mineros y vecinos inhalaban. Supuestamente los escombros de las fábricas lo vendían barato como si fuese hierro viejo. ‘Mientras tanto ya se mejoraron las cosas pero todavia no basta’, dice el físico nuclear Bruno Chareyron de Criirad. ‘Todavia encontramos hierro viejo en las casas o mercados. Todavia hay stocks de cientos de miles de toneladas de derribos radiactivos al aire libre. El gaz de radón sale en grandes cantidades de los tubos de ventilación de las galerías subterráneas y siguen descuidando la cuestión de la contaminación del agua.
Puede ser que pronto las graves consecuencias de los cuarenta años de producción de uranio no significarán más nada en comparación con las actividades mineras de todas esas otras empresas. De momento Roussel teme lo peor. ‘Actualmente ya una de las dos capas acuíferas en el norte de Niger está agotada por dos terceras partes. Si pronto nuevas empresas empiezen a desaguar, la otra capa acuífera estará agotada dentro de cincuenta años.’
Según Chareyron una multitud de enfermos de cáncer estan arriesgados a quedarse sin ayuda a partir del momento que se agote el uranio. ‘Cuando Areva cerró sus minas de uranio en Gabon, se acabó la ayuda de hospitalización gratis para los ex empleados actuales. No obstante las enfermedades relacionadas con el uranio sólo se agravan o emergen años después de exponerse al uranio. Si Areva salga de Niger probablemente se acabarán la asistencia médica, el desaguamiento de agua potable y el abastecimiento de energía.

Zonder jouw steun bestaat MO* niet.

Wil je dat MO* dit soort verhalen blijft brengen?
Steun ons en word proMO* voor maar €4/maand of doe een vrije gift

Word proMO* of Doe een gift