Fiebre del oro amenaza a camesino y a la selva tropical

Anteriormente Ghana se llamaba Costa de Oro, nombre aún apropiado, más desde que el oro llega a precios record. Bajo la reserva ghanesa Ajenjua Bepo Forest, una parte de la selva tropical, hay una gran cantidad de oro. La empresa gigante Newmont quiere explotar la mina Akyem. Será una mina a cielo abierto de 2.6 Km. por 800 metros y una profundidad de 402 m.
La superficie total de la mina será de 74 hectáreas, mientras que se necesitan 1.216 has para la construcción de la mina y la infraestructura de los cuales 74 has son selva tropical protegida. La reserva Ajenjua Bepo Forest tiene una superficie total de 569 has. Las 83 variedades de pájaros que habitan la zona no estarán esperando la llegada de la mina, varias están al borde de la extinción. Los habitantes alrededor tienen sentimientos ambivalentes al respecto. Algunos esperan un puesto de trabajo, pero representantes de Newmont admiten que serán limitados: 500 a 600 puestos en el período inicial, 200 a 300 para la operación de la mina.
Para otra mina de  Newmont en Ghana, Ahafo, 10.000 personas tuvieron que mudar. Una ampliación prevista requerirá el desplazamiento de igual cantidad de personas. La zona alrededor de Ahafo produce un 30% de la producción alimenticia en Ghana y 97 % de los habitantes trabajan en la agricultura. A los productores agrícolas que son expropiados, se les paga una indemnización por cada árbol que poseen. Pero nadie cree que será suficiente para iniciar nuevas plantaciones y de sobrevivir hasta que sean rentables.
En Ahafo el ejército de Ghana intervino varias veces durante los últimos años por la protesta social. Entretanto, organizaciones ghanesas advierten que las empresas mineras tienen en vista por lo menos 5 otras reservas naturales. La explotación probablemente acelerá la tala de la selva tropical. Durante los últimos 40 años, la superficie de la selva tropical en Ghana se redujo a 1.2 millos has., a penas una décima parte de la superficie original (Guido Van Rossen)
Ik ben proMO*

Nu je hier toch bent

Om de journalistiek van MO* toekomst te geven, is de steun van elke lezer meer dan ooit nodig. Vind je dat in deze tijden van populisme en nepnieuws een medium als MO* absoluut nodig is om de waarheid boven te spitten? Word proMO*.

Wil je bijdragen tot de mondiale (onderzoeks)journalistiek in het Nederlandstalig taalgebied? Dat kan, als proMO*.

Wil je er mee voor zorgen dat de journalistiek van MO* mogelijk blijft en, ondanks de besparingspolitiek, verder uitgebouwd wordt? Dat doe je, als proMO*.

Je bent proMO* voor € 4/maand of € 50/jaar.

Word proMO* of Doe een gift