Una agricultura más verde y más justa en la UE

Se acumulan los síntomas que indican que nuestro sistema alimentario y agrícola está desequilibrado. Incluso Europa ha comprendido que se debe actuar de otra forma, con el fin de lograr mejoras. La UE está revisando completamente su Política Agrícola Común.

  • Google Earth Empresas agriculturales en Noordoostpolder, Holanda Google Earth

Se acumulan los síntomas que indican que nuestro sistema alimentario y agrícola está desequilibrado (véase Una agricultura desequilibrada, la primera parte del expediente). Incluso Europa ha comprendido que se debe actuar de otra forma, con el fin de lograr mejoras. La UE está revisando completamente su Política Agrícola Común.

En noviembre de 2010, después de una serie de debates, el Comisario Europeo para la Agricultura, Dacian Ciolos, publicó su texto de opinión: “La Política Agrícola Común para 2020. Respuestas a los desafíos del futuro acerca de alimentos, materias primas y territorio”.

En su texto de opinión, Ciolos distingue tres objetivos estratégicos: la PAC debe garantizar la seguridad alimentaria para los ciudadanos europeos; debe conservar los recursos naturales en el paisaje y contribuir a la lucha contra el cambio climático; para ello, se necesita un “equilibrio territorial”. La última condición significa que el desarrollo rural debe ofrecer oportunidades en zonas con menor productividad.

1.260 enmiendas

En el Parlamento Europeo, que por el Tratado de Lisboa ha obtenido el derecho de codecisión sobre ciertos dominios de la política desde finales de 2009, se han añadido nada menos que 1.260 enmiendas al texto del Comisario Ciolos. Aquellas enmiendas han conducido a la publicación del informe Dess, que lleva el nombre del Miembro del Parlamento Europeo, Albert Dess, quien ha redactado la nota.

Los puntos que se deben discutir son, entre otros, el importe del presupuesto agrícola total. Desde hace un tiempo, Gran Bretaña desea economizar considerablemente y Francia no quiere saber nada del tema. En resumen, se ha determinado que el peso de la agricultura en el presupuesto total europeo se estancará en el nivel de 2013. Se trata de 371.720 millones de euros, repartidos en un período de siete años, lo que corresponde a justamente algo más de un tercio del presupuesto total de la UE. Igualmente, se ha acordado no indexar el presupuesto durante más tiempo.

Otro punto que se debe discutir es que la política agraria debe volver a ser “más justa”, según ciertos países. El Comisario Ciolos considera la introducción de un límite de ayuda a los ingresos para los grandes beneficiados. El apoyo de producción a los agricultores, subvenciones para quienes produzcan más, lo que resulta en grandes excedentes de producción lechera y montañas de mantequilla, anteriormente se sustituyó por ayuda directa a los ingresos. Sin embargo, hasta ahora, aquella ayuda estaba vinculada a los derechos históricos, provocando que los más importantes productores reciban la mayor parte del pastel. Muchas veces son empresas elaboradoras de productos alimenticios, hasta familias nobles o instituciones financieras. Ahora, Europa desea corregir aquellas relaciones fracasadas.

“Más justa” significa también que es necesario disminuir la diferencia entre antiguos y nuevos Estados miembros de la UE y que los países de Europa Oriental deben recibir más aportaciones. Por el momento, un agricultor en Grecia recibe 500 euros por hectárea, en Lituania la ayuda es de 100 euros. Existe una propuesta para garantizar que todos los agricultores reciban un subsidio mínimo de desempleo, igual al promedio de 271 euros por hectárea, mucho menos que los 460 euros que recibe un agricultor belga hoy en día. Piet Vanthemsche, Presidente de la Unión de Agricultores: “La redistribución implica que hay ganadores y perdedores. Para nosotros, supone a nivel interno, una discusión muy difícil, pero como organización agrícola debemos mirar hacia delante. Pedimos la aceptación de un período de transición bastante prolongado, de modo que los agricultores puedan adaptarse a la nueva situación.”

El texto de opinión igualmente subraya la importancia de la diversidad en los modelos de agricultura y expone explícitamente que “no se puede excluir ninguna posibilidad”, aludiendo tanto a las OMG como a la agroecología.

Virescencia

La división entre el primer y segundo pilar en el presupuesto agrícola total de la UE sigue en pie. El primer pilar, simboliza el apoyo a la producción y representa el setenta por ciento del presupuesto total, lo que genera el dinero para las ayudas directas a los ingresos a los agricultores. El segundo pilar, representa el veinte por ciento, destinado al apoyo del desarrollo rural. El resto del dinero se destina, entre otros factores, a subvenciones de exportación y mecanismos para facilitar el mercado.

Para ecologizar la nueva PAC, surgen voces pidiendo que se destine el treinta por ciento del primer pilar de medidas a la gestión de la biodiversidad y la “virescencia” de la agricultura. Pensamos en el consumo más efectivo de agua, menos uso de pesticidas, dejar en barbecha, rotación de cultivos, etc.

Aquella propuesta encuentra mucha resistencia, entre otras, de la Federación Europea de la Agricultura Copa-Cogeca, que lo percibe como un peso costoso a espaldas de los agricultores. Hasta el Presidente de la Unión de Agricultores, Vanthemsche, reacciona cautelosamente: “Es posible conseguirlo en la medida que se puedan incorporar las normas de virescencia a un modelo empresarial, con la condición de que no se ponga en entredicho la sostenibilidad económica. Sin embargo, los agricultores no son los únicos en la sociedad que son responsables de la pérdida de la biodiversidad. Absolutamente, no resulta obvio que tomamos a nuestro cargo la recuperación. Además, Flandes es una región densamente poblada y que cuenta con una gran industria. La agricultura sufre dificultades en este ambiente. Deseamos pedir a Europa que tome en cuenta nuestras deficiencias.”

El 12 de octubre, se presentan las propuestas legislativas para la reforma de la PAC. El 20 y 21 octubre, los ministros europeos de Agricultura las examinarán por primera vez. Para la segunda mitad de 2012, Chipre ocupará entonces la presidencia de la UE y se debe haber completado todo el procedimiento legislativo. La fecha límite es la primera mitad de 2013, bajo la presidencia irlandesa. Todo el paquete de reformas debe completarse en 2013 para que entre en vigor en enero de 2014.

Lea los otros artículos sobre la agricultura europea y la reforma de la Política Agrícola Común de la UE

Zonder jouw steun bestaat MO* niet.

Wil je dat MO* dit soort verhalen blijft brengen?
Steun ons en word proMO* voor maar €4/maand of doe een vrije gift

Word proMO* of Doe een gift