Youssou N'Dour: ‘La crisis financiera me vuelve optimista’

Youssou N’Dour (49) es el músico africano más famoso de la historia. Time lo proclamó en 2007 como una de las cien personas más influyentes en el mundo. A propósito de su nuevo documental, Youssou N’Dour. I bring what I love (Youssou N’Dour. Les doy lo que amo) MO* entrevistó a la voz de Senegal en Amsterdam.
El chaleco y el pantalon de un blanco fuerte que Youssou N’Dour se había puesto para la entrevista acentúan su gran estatura pero sobre todo dan la impresión de que la persona que tienes enfrente es diferente del músico que en la escena siempre va vestido de ropa típicamente africana. Pero esa impresión es de breve duración. Todo tiene una significación y para Youssou N’Dour África es de gran significación. No sólo eso, es la misión de su vida. ‘Mi compromiso en la vida es mostrar al resto del mundo la verdadera imagen de África’, dice. ‘África no es solamente tragedia, guerra, pobreza y sida. África tiene otra cara, una cara maravillosa : la solidaridad, la importancia de la familia, la felicidad, el sol, las culturas, todo lo que nos permite a los africanos mantenernos de pie y continuar a vivir.
§§§
Ha logrado bastante bien transmitir esta imagen, musicalmente por lo menos. N’Dour tiene una gran influencia en la creciente popularidad internacional de la música africana. ‘A nivel internacional, la música africana era ante todo representada por la música del Congo y África del Este. Senegal se quedaba atrás. Pero eso resultó una ventaja para nosotros’, dice Youssou N’Dour. ‘Empezamos para volver a la música tradicional y ya que en Senegal estamos muy abiertos a otras influencias, el resultado fue una mezcla fascinante que agradaba a la gente a nivel mundial.’
Los éxitos se siguieron rápidamente, tanto local como internacionalmente. En Senegal le llaman a Youssou N’Dour el rey del mbalax, un estilo musical en el cual los ritmos senegaleses se mezclan con jazz, rock y música caribeña. En el extranjero, los grandes artistas buscan asociarse con él después de su concierto con Peter Gabriel en los años ochenta. Así, colaboró con artistas famosos como Neneh Cherry y Wyclef Jean. En 1998, el himno inaugural de la Copa del Mundo fue compuesto y cantado por él junto con Axelle Red. ‘La lengua es importante pero no constituye un obstáculo’, dice Youssou N’Dour. ‘Cuando la gente no entiende la lengua, falta algo pero eso no significa que sea menos interesante.’
§§§
 
A pesar de su éxito, el cantante africano más conocido en la historia nunca ha tenido ganas de dejar su país. ‘Pero nunca digas nunca’, bromea. Sin embargo, está consciente de que la decisión de quedarse en Senegal explica de una u otra manera su fama mundial. ‘No era una decisión, era una situación natural’, dice. ‘Tampoco estaba premeditado. Quiero demasiado a mi familia y a mis amigos para mudarme a otro sitio y también creo que mi música necesita a Senegal.’
El compromiso de N’Dour con África le ha ayudado a estar presente al lado de su música y eso a la vez volvió a poner su música al centro de la atención. Los niños tienen un papel central en este compromiso. Como embajador de UNICEF Youssou N’Dour figuró en 2006 en una gran campaña contra la malaria, una enfermedad mortal que afecta sobre todo a los niños en África. ‘Quiero que la genta asuma su responsabilidad con respecto a sus hijos. El niño africano tiene derecho a la salud, a la enseñanza y a la cultura. Quiero que los niños africanos no se desarraiguen. Quiero que valoren nuestra cultura.’
§§§
No siempre es facíl transmitir la otra imagen de África y enseñar a los jóvenes el valor de la cultura africana. Youssou N’Dour lo tiene muy claro. ‘Hay cosas que te contradicen’ explica. ‘Está la guerra en el este del Congo. Las imágenes que nos llegan de esa región hacen que un discurso optimista y alegre sea inverosímil. No podemos decir que en África todo sea buenísimo. África es un continente contradictorio. Pero para mí, esas contradiccones constituyen una fuente de riquezas. Saco lo mejor. La diversidad lingüística por ejemplo es para mí una riqueza y eso me da esperanza. No me gusta hablar de las tragedias de la gente. Prefiero subrayar lo positivo.’
Las Naciones Unidas ya no significan nada. Es la ley del más fuerte la que cuenta y ya sabemos dónde esa ley nos puede llevar.’
Y los africanos mismos tienen que ver este aspecto positivo. Tienen que seguir creyendo en sí mismos y seguir luchando. ‘África necesita a los africanos’, dice Youssou N’Dour. ‘No podemos continuar esperando que venga la solución de afuera. Los africanos debemos tener confianza en que las soluciones se encuentran en África y no afuera.’ Esta convicción le llevó a N’Dour a colaborar en 2007 en la campaña española contra la imigración ilegal. En uno de los spots para la tele realizado para esta campaña, N’Dour convoca a los jóvenes a no jugar su vida por nada : ‘Ustedes son el porvenir de África.’
§§§
‘Nothing is fine, el título de uno de mis discos, es también un poco mi lema en la vida’, dice N’Dour. ‘Quiere decir que si tienes confianza en algo, vendrá un día en que lo que crees se vuelve realidad. Es como una redención. Por esa razón, digo que uno tiene que hacer todo lo posible para realizar sus ambiciones, no importa cuan grandes sean las dificultades. No hay que hacer cálculos ni contar etapas porque la redención significa creer en algo e intentar realizarlo. También significa compartir los éxitos con la gente.’
La decisión por África le dio más libertad a Youssou N’Dour. ‘Sigo con mucha atención lo que pasa alrededor de mí y tengo mucha libertad. Pruebo todos los géneros musicales y no me da miedo intentarlo todo. Estoy abierto a otras influencias, es propio a África y a los africanos’, dice. Pero la decisión por África no sólo da libertad, también implica una responsabilidad.
‘Si te quedas en África, no te puedes permitir el exceso. Hay cosas con respecto a la cultura que te obligan a la reflexión. Sigues teniendo cuidado porque estás consciente de que la gente te admira. No puedes exagerar o cambiar tu comportamiento. Y eso también vale para la música. Cuando estoy en Japón, tengo ganas de hacer algo con tambores. Y de vuelta en mi estudio en Senegal, sé que hay límites que no se pueden traspasar. No debo exagerar. Sé dónde detenerme.
§§§
El documental Youssou N’Dour. I bring what I love de Chai Vasarhelyi se estrenó en Europa a fines de noviembre en el International Documentary Film Festival Amsterdam. Empieza con las grabaciones del disco Egypte (2005). En este disco, N’Dour canta el amor por su religión, el islam. ‘Con este disco quiero demostrar que el islam no es una religión solamente para los árabes. También es la religión de muchos asiáticos y africanos. El 95 por ciento de la población senegalesa es musulmana. Tengo la impresión de que la gente no considera a los africanos  como musulmanes cuando hablan del islam. Es mi intención aclarar que el islam también existe en África Subsahariana.’
El hecho de tener a un afroamericano en la Casa Blanca le parece a Youssou N’Dour algo positivo, sobre todo para los Estados Unidos. ‘Los negros se darán cuenta que ahora las otras personas les miran de otra manera. Es un hecho. Pero eso ayuda en primer lugar a mejorar la imagen de los Estados Unidos. Obama no es un africano que se queda en África para dirigir el mundo. Se queda en los Estados Unidos para dirigir el mundo.’
§§§

Más que la victoria de Barack Obama como líder en la Casa Blanca es la crisis financiera que vuelve optimista a Youssou N’Dour. ‘Es la primera vez en mucho tiempo que hay una gran crisis financiera. Esa crisis llevó a los grandes poderes a consultar otros países. Los Estados Unidos y los grandes países europeos se reúnen ahora con novatos como China o Brasil. Brasil pide también la participación de otros países. Ahora tenemos algo como las Naciones Unidas de Finanzas. Está bien. Las Naciones Unidas ya no significan nada. Es la ley del más fuerte la que cuenta y ya sabemos dónde esa ley nos puede llevar.’

Maak MO* mee mogelijk.

Word proMO* net als 3229   andere lezers en maak MO* mee mogelijk. Zo blijven al onze verhalen gratis online beschikbaar voor iédereen.

Ik word proMO*    Ik doe liever een gift