Mauricio Macri y el retorno a la politica neoliberal

En Argentina el gobierno de Macri sienta las bases para embarcarse de nuevo en el rumbo ultraliberal. Masas de funcionarios públicos están siendo despedidos, la célebre ley de medios ha sido transtornada y represiones policiales siembran terror y pánico. Las organizaciones sociales se preparan para fuertes confrontaciones  callejeras.

  • Mauricio Macri (CC by-nd 2.0) Mauricio Macri, ex-alcalde de Buenos Aires, ahora presidente Mauricio Macri (CC by-nd 2.0)
  • Romina Santarelli (CC by-sa 2.0) Milagro Sala, lider indigena, encarcelada por el gobierno Macri Romina Santarelli (CC by-sa 2.0)
  • Gastón Cuello (CC by-sa 430) Consorcio Macri adquirió Correos de Argentina, y despidió a 10.900 empleados Gastón Cuello (CC by-sa 430)
  • Casa Rosada (CC by-sa 2.0) Cristina Fernandez de Kirchner, en agosto 2015 Casa Rosada (CC by-sa 2.0)
  • Roblespepe (GFDL) Madres de la Plaza de Mayo, cada semana presentes para reclamar a los desaparecidos Roblespepe (GFDL)

Macri no es un desconocido en la política argentina. Fué alcalde de Buenos Aires desde 2007. En octubre hizo su lanzamiento a la presidencia con su partido Cambiemos. Él es, por lo demás, el único que no es peronista de los tres candidatos presidenciales. Sus adversarios fueron Daniel Scioli, candidato del gobierno Kirchner y el centro-derechista Sergio Massa.

Tiempo de Cambio

En la primera ronda en octubre a Daniel Scioli, del  Frente para la Victoria, no le fué tan bien como se esperaba. La segunda ronda  en noviembre fué ganada por poca diferencia por el candidato rival Macri, con el 51,5 porciento de los votos.

En su campaña Macri fué explícito al expresar que su intención era alejarse del llamado “Socialismo del Siglo XXI” al modo venezolano. El nombre de su modelo es “Desarrollo del siglo XXI”.

Macri hizo sacar inmediatamente de su entorno las imagenes de los Kirchners y de Hugo Chávez. Su intención es hacer  que el país sea de nuevo atractivo para los inversores extranjeros.

Adios a Cristina

Con el drama necesario, Cristina Fernández de Kirchner (conocida como CFK) se ha despojado de la banda presidencial el 9 de diciembre a la media noche y el 10 de diciembre su sucesor Macri lo ha asumido.

Según Viktor Sukup, que fue profesor de economía en la universidad de Buenos Aires durante muchos años, los resultados de las urnas se atribuyen en gran medida a la división de la centro-izquierda y no necesariamente a una preferencia explícita de los argentinos por la politica neoliberal. El gobierno neoliberal de Macri es precisamente el modelo que hizo precipitar a la Argentina en la crisis del 2001.

El gobierno neoliberal de Macri es precisamente el modelo que hizo precipitar a la Argentina en la crisis del 2001.

 

Sukup es crítico frente a los Kirchners pero reconoce en primer lugar los grandes esfuerzos que hicieron para rescatar el país después del debacle del 2001. Sukup describe el periodo que precedió a la crísis, y al que Macri quiere volver, como un período en el que el gobierno era una combinación de una política ultraliberal impulsada completamente por el establishment  mundial –también el europeo- con una medida extremamente intervencionista, es decir, el acoplamiento fijo de la moneda local, el peso, al dólar.

Las consecuencias perversas de un gobierno ultraliberal

“Fué un fundamentalismo de mercado en extremo que quizo inclusive privatizar centrales nucleares y cárceles” anota Sukup.

El resultado? Una corrupción gigantesca como consecuencia de todas las privatizaciones, tarifas muy favorables e  irresponsables para importadores y una creciente sobrevaloración del peso.

Este modelo contribuyó durante un corto periodo a un creciemiento artificial de la economía  mientras que el país se endeudaba a pasos agigantados.  Fué “la muerte de la gallina de los huevos de oro”, con la implosión del 2001 como consecuencia.

Los Kirchners tuvieron éxito en hacer emerger de nuevo la economía con casí un doblamiento del ingreso nacional en cinco años y una fuerte reducción de la pobreza y el desempleo. Este estímulo económico fue sustentado sobre todo por la demanda de soya desde China.  Pero igual de importante, según Sukup, fue la separación del dolar y el peso y la finalización del modelo ultraliberal.  En lugar de eso sobrevino una gran interferencia del Estado con matices proteccionistas.  Los Kirchners también tomaron medidas para estimular la industria nacional y desarrollaron programas para combatir la pobreza.

A pesar de la arrogancia y la corrupción, a pesar de la desacceleración del crecimiento, el balance de 12 años de gobierno Kirchner sale indudablemente positivo.

A pesar de la arrogancia y la corrupción, a pesar de la desacceleración del crecimiento causada por la coyuntura internacional, el balance de 12 años de gobierno Kirchner sale indudablemente positivo, según Sukup.

El periodista  Carlos Aznáres, director del medio informativo de izquierda Resumen Latinoamericano, es menos suave con la expresidenta Cristina de Kirchner. Según Aznáres la derrota del kirchnerismo se debe al gobierno de Cristina que estaba ya demasiado mezclado con el capitalismo y la sociedad de consumo. Scioli y su figura de centro fue para Aznáres un mal candidato: demasiado derechista para la izquierda y demasiado izquierdista para la derecha.

Que los gobiernos de izquierda esten debilitandose hoy, se debe a su incapacidad de romper con el capitalismo.  Aparte de su color político, estos gobiernos han construido un modelo económico que depende en sobremanera de la explotación de los recursos naturales y de la agroindustria, asegura Aznáres.

Primero la deuda

Macri quiere entonces cambio y de qué manera!  El padre de Mauricio Macri es un prominente empresario argentino con un consorcio activo en el sector de la construcción, la minería, la industria automovilística y el sector inmobiliario.

Macri es un exponente del capitalismo expeculativo argentino y un producto de la ola privatizadora de los años 90. También es llamativo que el grupo Macri (Socma), durante la ola de privatización del presidente Carlos Ménem en 1997, adquirió los servicios de Correos de Argentina en una concesión para 30 años y con la promesa de transferir al Estado 51,6 millones de pesos argentinos  por semestre. El peso estaba en ese entonces igual al dolar.

 El grupo Macri tiene una deuda pendiente con el Estado argentino de 659 millones de dólares, sin incluir los intereses.

En cuatro años hubo 10.900 despidos y en 1999 Socma dejó de pagar el monto que se habia acordado.  El grupo Macri tiene una deuda pendiente con el Estado argentino de 659 millones de dólares, sin incluir los intereses.

No es sorprendente entonces que la deuda en cuestión, resultado de capital especulativo, privatizaciones y las frágiles inversiones de los años 90, es un tema particularmente sensible para los adversarios de Macri.  Después del choque financiero-económico de diciembre del 2001, las deudas se reajustaron y se renegociaron. Los gobiernos de Nestor Kirchner (2003-2007) y de su esposa Cristina Fernández de Kirchner intentaron terminar lo más pronto posible la dependencia del FMI.

Una pequeña parte de los acreedores, 7 porciento, se negó no obstante al reajuste y siguió exigiendo una devolución completa del pago con un escandaloso proceso de los llamados “fondos buitres” llevado en Nueva York.  Sin embargo, Macri anunció durante su campaña que manejaría el problema de la deuda y que llegaría de nuevo a un acuerdo sobre los fondos buitres.  Y en efecto se ha hecho un trato en los días anteriores. Lo que quiere decir que la Argentina volverá a hacer prestamos en los mercados financieros, en concreto, 15 mil millones de dólares para saldar a los buitres!

Bienvenida Christine

El incidente no sólo es nefasto a causa de la acumulación de la nueva deuda sino también abre la puerta para los acreedores que han negociado. Ahora que la puerta está entreabierta, estos podrían volverse atrás de este acuerdo, avisa Renaud Vivien del grupo de análisis económico CADTM.

Christine Lagarde del FMI fue uno de los primeros que expresó su satisfacción por la llegada de Marci al poder.

La presidente del FMI y Cristina Kirchner no se entendían precisamente bien.


Macri y los medios

Otra medida de Macri que llamó la atención fue la supresión de la tan cacareada Ley de medios de 2009. Esta ley limitó el nombre de licencias en las manos de una empresa u organización y dividió el tiempo de emisión en tres partes iguales: el sector privado, las organizaciones sociales y el gobierno.

También se creó un organismo de comunicación federal para regular la realización de esta ley. Resulta que esta instancia es suprimida por el gobierno actual.

Según Macri, la nueva ley ofrecería más oportunidades a la prensa independiente. El presidente argentino pretende que la ley de 2009 no era más que un instrumente del gobierno para favorecer a la prensa con la que tenía relaciones de amistad.
 

Macri y las masas

Macri también suprime las subvenciones a la energía para mitigar el déficit fiscal.

A pesar de estar poco tiempo en el poder, ya estalló el conflicto con los movimientos sociales, el funcionariado y los obreros.

El 24 de febrero tuvo lugar una primera huelga nacional, en contra del despido masivo del funcionariado en las instituciones públicas, la reducción drástica de los sueldos, la inflación y la criminalización de la protesta.

Macri también suprime las subvenciones a la gasolina para mitigar el déficit fiscal. Al mismo tiempo pone un punto final a los impuestos a la exportación para la agroindustria, que también fueron una medida de los Kirchner.

Macri y los derechos humanos

Macri quiere una pena más leve para los responsables de las desapariciones que cumplen su condena

En su aversión por Venezuela y todo lo que recuerda al chavismo, Macri expresó en voz alta que haría todo lo posible para suspender Venezuela del Mercosur, la unión aduanera de Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Venezuela.

Su principal argumento para esto es la violación de los derechos humanos en Venezuela.
Es decir: el encarcelamiento de candidatos de la oposición político como Leopoldo López. En la reciente reunión de Mercosur se enfrentó sobre este tema con su homólogo venezolano Maduro.

En su propio país, no da tanta importancia a los derechos humanos. Se negó a recibir a Las Madres de Plaza de Mayo. Ya desde décadas este grupo de mujeres se reúne semanalmente en la Plaza de Mayo en Buenos Aires. Siguen pidiendo explicaciones sobre los desaparecidos del período de la dictadura. No obstante, con la visita del presidente Hollande a Argentina y a las Madres de Plaza de Mayo, Macri se vio obligado de encontrarlas.

Durante la dictadura, entre 1973-1976, desaparecieron 30 000 argentinos. Un estrecho colaborador de Macri en la administración municipal de Buenos Aires incluso cuestiona esta cifra, pese a todas las investigaciones y pruebas que entretiempo han sido suministradas.

 

Perdonar, no olvidar

 

Macri también quiere una pena más leve para los responsables de las violaciones de los derechos humanos de este período, que entretanto fueron juzgados y que cumplen su sentencia de prisión. No obstante, la sociedad argentina da mucha importancia a este trato poco serio del pasado y quiere hacer todo para no olvidar a las muertes.

Ganador del premio Nobel por la Paz Pérez Esquivel, él mismo una víctima de la dictadura, escribió una carta abierta al presidente Macri. En esta carta deja claro que la población argentina no está dispuesta a renunciar a los logros, ni en cuanto a los derechos humanos, ni en cuanto a la lucha contra la impunidad.

Pérez Esquivel: ‘Macri es un péon del Departamento de Estado de los Estados Unidos’

 

Pérez Esquivel llama a Macri un péon del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Tras su visita a Cuba, el presidente Obama hará escala en Argentina. Una visita que no entusiasma a Las Madres de la Plaza de Mayo, que lo consideran un apoya a Macri.

Macri salió también en las noticias internacionales de forma negativa a causa del encarcelamiento de la activista indígena Milagro Sala. Sala llama la atención a la problemática de su pueblo en el norte de Argentina, en la provincia Jujuy.

El Papa Francisco, antiguo arzobispo de Buenos Aires, no dejó pasar esta detención por alto. El Santo Padre levantó el corazón a Milagro Sala y le envió un rosario.

El Grupo de Curas en la Opción por los Pobres, a lo cual también pertenecía el Papa Francisco, pidioó al Papa que no recibiera a Macri hasta que Milagro sea liberada.

Preocupado por el curso de los acontecimientos en Argentina, un grupo de titulados universitarios europeos escribió una carta abierta para atraer la atención sobre la situación en Argentina. Lee aquí la carta abierta.

Ik ben proMO*

Nu je hier toch bent

Om de journalistiek van MO* toekomst te geven, is de steun van elke lezer meer dan ooit nodig. Vind je dat in deze tijden van populisme en nepnieuws een medium als MO* absoluut nodig is om de waarheid boven te spitten? Word proMO*.

Wil je bijdragen tot de mondiale (onderzoeks)journalistiek in het Nederlandstalig taalgebied? Dat kan, als proMO*.

Wil je er mee voor zorgen dat de journalistiek van MO* mogelijk blijft en, ondanks de besparingspolitiek, verder uitgebouwd wordt? Dat doe je, als proMO*.

Je bent proMO* voor € 4/maand of € 50/jaar.

Word proMO* of Doe een gift