España: Construir futuro en un sistema sin futuro

España fue uno de los países mas afectados por la crisis de 2008. Hoy las figuras se parecen mas positivas. ¿Pero ha mejorado la situación realmente? MO * fue a tomar altura en un momento de estancamiento político después de las elecciones generales en diciembre y unas semanas antes de las elecciones del 26 de junio. 

  • Eneas De Troya (CC BY 2.0) Eneas De Troya (CC BY 2.0)
  • © Alma De Walsche Lucía (24): ‘No veo mucho progreso, encontrar un empleo es todavía imposible.’ © Alma De Walsche
  • © Alma De Walsche Pablo (23): 'La crisis se transmite a los jóvenes.' © Alma De Walsche
  • © Alma De Walsche Almudena (20) es una activista de Juventud Sin Futuro. Estudió filosofía, una dirección creciente en toda España. 'Si de todo modo no puedes encontrar trabajo, es mejor que elijas lo que realmente te interesa.' © Alma De Walsche
  • Ryan McKnight (CC BY 2.0) La semana de trabajo es para ZARA una semana de 30 horas para 700 euros al mes. Pero la división de tu jornada de trabajo es: de 9 a 14 y de 17 a 20. Pierdes el dia completo. Ryan McKnight (CC BY 2.0)
  • © Alma De Walsche Fernando Sabin, un sociólogo de 37 años y hijo del 15M coordina el Mercado Social en Madrid, una federación de cooperativas en la economía social. © Alma De Walsche
  • © Alma De Walsche ván Ayala, economista de Podemos: 'El Gobierno del PP de Rajoy ha llevado a cabo una política de liquidación y de venta masiva de los servicios públicos. Tan sólo en el período de Rajoy (2011-2015) se ahorró 18 mil millones en los gastos en salud y educación, y esto en un período de boom económico. Eso es muy difícil de defender’ © Alma De Walsche
  • damian entwistle (CC BY-NC 2.0) En España, la sustitución de los trabajadores ancianos por trabajadores más jóvenes es también una práctica establecida en Telefónica y El Corte Inglés. damian entwistle (CC BY-NC 2.0)

El daño causado por el crash financiero en España entre 2007 y 2008 fue enorme. El sector de la construcción, que floreció durante varios años, se desplomó y millones de personas se quedaron sin empleo. En el 2007, el 8,57 por ciento de la población activa no tenia trabajo. En el 2010 la cifra era de 20,11 por ciento y en el 2012 la cifra aumentó a 25,77 por ciento. (Cifras del Instituto Nacional de Estadística).

Los grupos más afectados eran los jóvenes y el grupo de edad de 45+ años que fueron despedidos, ya con la seguridad de que asi se les terminaba su carrera professional . De esos millones de personas en paro, algunos ya no podían pagar sus hipotecas y les hechaban de sus casas. Las cifras exactas varían: entre 400.000 y 600.000 familias entre 2007 y 2014. Ahora va mejor, dicen los informes macroeconómicos.

© Alma De Walsche

Almudena (20) es una activista de Juventud Sin Futuro. Estudió filosofía, una dirección creciente en toda España. ‘Si de todo modo no puedes encontrar trabajo, es mejor que elijas lo que realmente te interesa.’

La economía crecio un 2,7 por ciento en el 2015 y terminó con un numero de paro del 21 por ciento. Pero las diferencias regionales son enormes: en Andalucía es del 40 por ciento, en Madrid y Barcelona respectivamente un 9 y 10 por ciento. En 2014 JPMorgen tocaba la campana: “España está de vuelta”. La economía española estába de nuevo sana porque los bancos estában por fin sanos. Pero, el banco Estadounidense señaló, el alto numero de paro y la elevada deuda siguen siendo un problema.

Precariedad laboral, un fenómeno muy discutido en España.
El “precariado” - una contracción de precario y proletariado- es un término introducido por el economista británico Guy Standing para indicar el cambio en el mercado de trabajo que los puestos de trabajo son cada vez más escasos y más inseguros, con menos derechos y protección social. Hace diez años, se introdujo en España el término ” mileurista’’. El término es para los jóvenes que tienen uno o más diplomas universitarios en el bolsillo, pero que no tienen exito en la búsqueda de un empleo de calidad, que pagan más de un tercio de su salario por el alquiler de casa y que no les sobra nada para guardar. Sin coche, ni casa, sin hijos y sin futuro. Los mileuristas se transformaron ahora en nimileuristas y el paro juvenil sigue siendo muy alto.

“No nos vamos, nos hechan”

Lucía (24) y Pablo (23) ambos siguen un master en periodismo en Madrid. Lucía: ‘No veo mucho progreso, encontrar un empleo es todavía imposible.’ Obtuvo su licenciatura en periodismo y se trasladó a Londres, porque no encontraba trabajo en su tierra natal y podría mejorar así su Inglés. ‘Dos tardes me costó para encontrar un empleo en el sector de la hotelería’, cuenta Lucía. Ocho meses vivío allí.  ‘Al regresar me restó nada más que estudiar para un master, para tener oportunidades en el mercado laboral. Pero también es ahora obligatorio de acumular experiencia a través de practivas no pagados. En el mejor de los casos, se pagan 250 euros al mes por trabajar 4 horas por día. Y si tuviera una perspectiva para trabajar en esa empresa, lo haria, pero eso no es el caso. Eso no es justo.’ 

Pablo añade:  ‘Siempre preguntan experiencia. ¿Cómo se puede construir la experiencia si no te dan posibilidades?’ Pablo pasó medio año en Irlanda, donde trabajó días de muchas horas en un hotel. ‘¿Quiero obtener el master, pero para qué? ¿Para trabajar para 4 euros por hora en un restaurante? ¿O para ganar un mínimo de 600 ó 700 euro? Tenemos que recuperar nuestros derechos. La crisis se transmite a los jóvenes. Esto no es una cuestión de derecha o izquierda, esto es simplemente una cuestión de justicia y del sentido común’.

El colectivo juvenil Juventud Sin Futuro (JSF) es un movimiento que se originó en la crisis de 2008 con la intención de revelar cuestiones específicas de la juventud. JSF puso en marcha en 2013 la campaña “No nos vamos, nos hechan”. En su pagina web se pueden leer testimonios conmovedoras de jóvenes que iniciaron sus estudios con mucha ilusión y que tuvieron que migrar después de graduar. Un studio de JSF demostró que 200 000 jóvenes viven en otras ciudades Europeas o Latinoamericanas. No sólo para los periodistas graduados es difícil. También científicos y ingenieros recién graduados no encuentran un trabajo.  Para hacerse escuchar, se han juntado en la Federación de Jóvenes Investigadores-Precarios.

Almudena (20) es una activista de JSF. Estudió filosofía, una dirección creciente en toda España. ‘Si de todo modo no puedes encontrar trabajo, es mejor que elijas lo que realmente te interesa.’ Junto al colectivo Oficina Precaria, JSF está llevando a cabo una campaña No + becas x trabajo (No más becas por trabajo). Algunas empresas dan puestos de trabajo a los estudiantes que reciben una beca, a los que pagan un salario mensual de 300 euros. Si ya tienen una beca, no tienen que ser pagado, es la motivación. Es una injusticia doble, dice Almudena, porque son salarios de explotación y  porque de esta manera le quitan un sitio a otros solicitantes que no tienen ingresos.

Hay más prácticas de explotación. Almudena: ‘Todo el mundo sabe que ZARA no paga horas extra, mientras que fácilmente  trabajas un día extra cada semana. La semana de trabajo es para ZARA una semana de 30 horas para 700 euros al mes. Pero la división de tu jornada de trabajo es: de 9 a 14 y de 17 a 20. Pierdes el dia completo. Realmente, vivimos  para trabajar y no al revés. Y la gente lo acepta, porque temen de perder todo lo demás.’ Esto tiene que cambiar, piensa ella. ‘¿Cómo?’, le pregunto. ‘El cambio viene de la calle y de las instituciones. El slogan de JSF es: ‘sin casa, sin curro, sin pensión y sin miedo.’

Un sistema asesino

En la mesa del Movimiento Católico de Obreros HOAC (Hermandad Obrera de Acción Católica) director José Fernando Almazán saca unas cifras duras del último informe de FOESSA (Fomento de Estudios Sociales y Sociología Aplicada), cifras que remontan a 2014. ‘Todo depende de cómo miras al las cifras macroeconómicas, supestamente positivas,’ Almazán inicia su análisis.  ‘El desempleo se ha reducido porque la población activa se redujo también: de 20,5 millones a 17,5. Un completo grupo de trabajadores, especialmente hombres de entre 40 y 50 años de edad, fueron despedidos y se tuvieron que jubilar, a veces incluso anticipado. Muchos inmigrantes regresaron a su tierra natal y Españoles emigraron al extranjero.’

Ryan McKnight (CC BY 2.0)

La semana de trabajo es para ZARA una semana de 30 horas para 700 euros al mes. Pero la división de tu jornada de trabajo es: de 9 a 14 y de 17 a 20. Pierdes el dia completo.

Su hijo de 24 estudió Ingeniera Civil. Una empresa de Bradford, Gran Bretaña, llegó a España para ofrecer a los mejores estudiantes un contrato antes de graduarse. Ahora vive allí, en una ciudad de 100.000 habitantes, con 400 compatriotas españoles. Almazán: “Estos graduados son más baratos y reclaman menos sus derechos que los ingenieros que están en el empleo desde hace años.” En España, la sustitución de los trabajadores ancianos por trabajadores más jóvenes es también una práctica establecida en Telefónica y El Corte Inglés.

Más empleos no fueron realmente creado. La gente hace menos horas de una manera formal: es común de dar un contrato formalmente por cuatro horas, pero que en la realidad debas trabajar 8 horas. Esto es trabajo “no declarado” o negro. Y sólo 1 de cada 10 contratos es un contrato de duración ilimitada. 12 por ciento de la población activa vive en pobreza. Tener un empleo ya no es garantía para tener acceso a los derechos básicos.

Los jóvenes son el grupo más vulnerable: para jóvenes con baja calificación, la media de desempleo juvenil está por encima del 45 por ciento. Y hay muchos, porque muchos jóvenes dejaban la escuela en los días grandes del sector de la construcción. Pero cuando la burbuja estalló, quedaron en la calle de un día al otro. Almazán: ‘Estos jóvenes no pueden hacer planes para el futuro, para una vida independiente. Ellos tal vez nunca serán capaces de contribuir a la seguridad social, a las prestaciones de desempleo o a una pensión. La única cosa que cuenta para ellos es ahora.’

España tiene 1,8 millones de familias en las que nadie trabaja, y 800.000 familias que no tienen ningún tipo de ingreso: sin pensiones, sin beneficios, nada. Debido a que hay menos personas que trabajan, caen los salarios y baja el poder adquisitivo, aumenta la pobreza y la desigualdad. En el 2009 se registraba en España más de 8 millones de personas en el umbral de la pobreza; ahora hay entre once y doce millones, un total de 46 millones. Te encontrabas en el umbral de la pobreza a finales de 2014 con un ingreso anual de menos de 7.961 euros por persona. El salario mínimo en España era en 2014 752  euros al mes, y con eso España figuraba en Europa justo antes de que los países del bloque del Este, los países Bálticos y Portugal.

José Fernando ve pocas razones para ser optimista: “No veo fuerzas que pueden parar esto. Cuando cayó Lehman Brothers, dijeron, ‘hay que poner fin a este tipo de sistemas bancarios.” Desde entonces, vemos una política de mas contracción del gasto público, de individualización de las relaciones laborales y, de más financiarización de la economía ‘.

‘Este sistema no da lugar a una mejora colectiva, pero nos conduce a ninguna parte. La ecología y la solidaridad no son importantes. Es una carrera sin fin, la única salida es el suicidio.

Nunca antes en la historia hubo más dinero que ahora y nunca antes ha sido tan mal repartida. Esto es francamente obsceno!

Cada uno debe cuidiarse y poner su vida en orden. Mira la crisis de refugiados: se ve sólo en términos económicos. No es una cuestión de dinero. Nunca antes en la historia hubo más dinero que ahora y nunca antes ha sido tan mal repartida. Esto es francamente obsceno!’

‘La gente no es feliz en este sistema,’ continúa Almazán. ‘Los suicidios están aumentando y la venta de anti-depresiva nunca ha sido mayor. No podemos dejar este mundo asi a nuestros hijos. La gente empieza a buscar alternativas. Ir contra la corriente, es difícil. Es una obra de héroes,’ dice Almazán con una convicción profunda. Enfrentar esta lógica de ” yo solo por tí mismo “.  ‘Lo que necesitamos es un profundo cambio de valores. Debemos preguntarnos: “¿Qué dejamos pasar? ¿Hasta dónde queremos ir? ¿Para qué queremos salir a la calle?” Esto va más allá de la política que está en el poder. Se trata de la sociedad que queremos.’José Fernando señala a su ombligo para enfatizar sus palabras: “debería ser un “no” que viene de lo más profundo de nuestro interior. Un muy profundo “no” a este sistema.

© Alma De Walsche

Fernando Sabin, un sociólogo de 37 años y hijo del 15M coordina el Mercado Social en Madrid, una federación de cooperativas en la economía social.

Otro modelo de sociedad

De tal “no” nació el 15M, la ocupación de la Puerta del Sol el 15 de mayo de 2011. Fue una acción del movimiento Indignado, el movimiento de ciudadanos indignados. Del 15M surgieron diversos movimientos sectoriales, las Mareas: La Onda Verde de la educación, la Onda Blanca de la asistencia sanitaria, la Marea marrón de la justicia, la Marea Granate de la emigración forzada (el color de pasaporte). En respuesta a la crisis de la vivienda surgió LA PAH, la Plataforma de las víctimas de los préstamos hipotecarios. El 15 de mayo, en la Puerta del Sol apareció una placa por el quinto cumpleaños, con el texto: Dormíamos. Despertamos. “

Mientras tanto, también hay una nueva generación en el paisaje político: Podemos a la izquierda y a la derecha Ciudadanos que supieron capitalizar el descontento. Y con los escándalos de corrupción que salen sobre exfuncionarios de PP y PSOE y miembros de la familia real que sale en los Panama Papers, aumenta la indignación.

Una otra economia

No todos los jóvenes abandonaron su país. Un gran numero de graduados se reunió para iniciar su propio negocio con amigos o compañeros de clase, fuera de la lógica capitalista imperante. Fernando Sabin, un sociólogo de 37 años y hijo del 15M coordina el Mercado Social en Madrid, una federación de cooperativas en la economía social. Están presentes en los servicios, el sector de la comida, el diseño gráfico, el sector legal, el sector de la salud mental. Los criterios que utilizan son la transparencia en las cuentas, el uso de su propia moneda (en la Comunidad de Madrid es el boniato, el nombre de un tipo de patata) y la comunicación y la concienciación sobre esta otra economía.

El edificio donde se encuentra el Mercado Social, se alquila por veinte entidades que inter-coöperan: comparten los locales, trabajan para el uno al otro y lo pagan en su propio sistema de contabilidad. Madrid tiene actualmente 120 cooperativas de este tipo pero se pueden encontrar por toda España. Especialmente el sector de la agroecología es un gran éxito, con un crecimiento anual del 7 por ciento. Expatriados ganan 800 euros al mes para un trabajo sostenible. El salario máximo es de 1500 euros. Ariadna, colega de Fernando, trabaja para Tangente, una cooperativa que apoya nuevas iniciativas en la búsqueda de financiación. Para esto, se trabaja a menudo con COOP57 (www.COOP57.coop), un banco ético en que después de la crisis bancaria los españoles depositaban sus ahorros que habian sacado de los bancos tradicionales. COOP57 actualmente tiene más capital que hay iniciativas para ser financiados.

© Alma De Walsche

ván Ayala, economista de Podemos: ‘El Gobierno del PP de Rajoy ha llevado a cabo una política de liquidación y de venta masiva de los servicios públicos. Tan sólo en el período de Rajoy (2011-2015) se ahorró 18 mil millones en los gastos en salud y educación, y esto en un período de boom económico. Eso es muy difícil de defender’

Fernando conoce las limitaciones de estas iniciativas, pero dada la situación son importantes. Fernando: “Vamos a tener un treinta por ciento menos que nuestros padres. Y el que viene después de nosotros, incluso tendra menos. Gano 1250 por mes, mis padres tienen cada uno el doble de su pensión; tienen libre acceso a la cultura y una reducción en el transporte público. La idea de que habrá pleno empleo en un dia es una ilusión, esa probabilidad es inexistente. Esta es una crisis de un modelo de sociedad, pero no sabemos todavía cual forma postcapitalista aparecerá. Lo que hacemos aquí es experimentar, de no permanecer con las manos vacías cuando haya suficiente masa crítica para cambiar el rumbo. El primer agricultor que comenzó con una hectárea agroecológica, tampoco podía creer que veinte años más tarde, muchas personas le seguirían “.
 

Una otra politica

El 2015 fue un año electoral en España. El 24 de mayo, los gobiernos locales se renovaban, el 20 de diciembre se tuvo que elegir un nuevo gobierno. Podemos, un grupo de jóvenes finalizó el 20D sorprendente en el tercer lugar, con el 20,66 por ciento de los votos. La nueva formación de derecha Ciudadanos logró ganar 13,93 por ciento de los votos. El bipartidisme tradicional del Partido Popular (28,72%) y del PSOE Socialista (22,02%) se rompió con estos resultados definitivamente. Los intentos de formar un Nuevo govierno fallaron y el 26 de juni los españoles returnaban de nuevo a las urnas. Algunos culpan a Podemos de ser tercos, pero su intención es una política diferente y una economía diferente.

En el parlamento tengo una cita con Iván Ayala, economista de Podemos. “El Gobierno del PP de Rajoy ha llevado a cabo una política de liquidación y de venta masiva de los servicios públicos. Tan sólo en el período de Rajoy (2011-2015) se ahorró 18 mil millones en los gastos en salud y educación, y esto en un período de boom económico. Eso es muy difícil de defender,’ dice Ayala. Podemos opta por más Estado. ‘La reconstrucción del Estado es para nosotros un imperativo económico.’ Una transición de energía estimulada por el gobierno forma parte de eso. Otro tema en su agenda es la redistribución del trabajo. El hecho de que los jóvenes caigan del barco tiene que ver con la forma en que se regula el mercado laboral y las leyes que han hecho los gobiernos anteriores, dice Ayala. 2,5 millones de trabajadores fueron excluidos de las negociaciones.

damian entwistle (CC BY-NC 2.0)

En España, la sustitución de los trabajadores ancianos por trabajadores más jóvenes es también una práctica establecida en Telefónica y El Corte Inglés.

El salario medio es de 675 euros, justo por encima del umbral de la pobreza de 550 euros. (En Dinamarca y Austria, la media es de 3.200 euros y el 99 por ciento de los trabajadores en Austria tienen sus derechos garantizados por los convenios colectivos. ‘Tenemos que crear un marco con nuevas condiciones laborales, pero mientras tanto, se necesita  también un plan para un ingreso garantizado, un plan de “pobreza cero” en cuatro años para complementar los ingresos de los grupos más bajos. Eso nos costara 15 mil millones, pero la inversión rendirá.”Otro elemento en las propositiones de Podemos es de difundir la devolución de la deuda pública  y de recaudar más impuestos. Asi hay más espacio para la creación de empleos y puestos de trabajo más sostenibles. Nada revolucionario, sino economía transparente y sólido. Nuestro programa es “open source”, dice Ayala. Y muchos científicos ya lo han estudiado, pero nadie ha sido capaz de formular crítica fundamental. Se trata de una cuestión de voluntad política.

Traducción Luís Muñoz

Ik ben proMO*

Nu je hier toch bent

Om de journalistiek van MO* toekomst te geven, is de steun van elke lezer meer dan ooit nodig. Vind je dat in deze tijden van populisme en nepnieuws een medium als MO* absoluut nodig is om de waarheid boven te spitten? Word proMO*.

Wil je bijdragen tot de mondiale (onderzoeks)journalistiek in het Nederlandstalig taalgebied? Dat kan, als proMO*.

Wil je er mee voor zorgen dat de journalistiek van MO* mogelijk blijft en, ondanks de besparingspolitiek, verder uitgebouwd wordt? Dat doe je, als proMO*.

Je bent proMO* voor € 4/maand of € 50/jaar.

Word proMO* of Doe een gift

Over de auteur

  • Latijns-Amerika & ecologie
    Alma De Walsche schrijft over ecologische thema’s, van klimaat- en energiebeleid, over landbouw- en voedsel tot transitie-initiatieven en baanbrekers. Ze volgt al enkele decennia Latijns-Amerika, met een speciale focus op de Andeslanden.